Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Política

Se reúnen legisladores federales de Morena con empresarios de la Riviera Maya

Publicado

En

Playa del Carmen.- Empresarios y ambientalistas de Solidaridad se reunieron con diputados federales y senadores de Morena, a quienes les expusieron sus inquietudes en torno a diversos temas como el sargazo, la ocupación, inversiones, la seguridad y otros temas que les preocupan como sector. Una de las cosas que piden es que las decisiones se tomen en el lugar y no desde la federación.

En la reunión, convocada por la Asociación de Propietarios Inversionistas y Prestadores de Servicios de la Riviera Maya, que preside Lenin Amaro Betancourt, el senador José Luis Pech Várguez y diputados Jesús Pool Moo y Mildred Ávila, comentaron los planes que tiene su legislatura y el futuro gobierno federal.

 

Amaro Betancourt, quien también es vicepresidente del Consejo Coordinador Empresarial, indicó que en primer plano, su preocupación es la inseguridad, además del arribo de sargazo, que ha disminuido sus tarifas, con tal de mantener los mismos niveles de ocupación.

Tomás Farfán Bravo, del Colegio de Ingenieros Civiles, pide que los diputados y senadores se aboquen a la tarea de gestionar los recursos.

“Que nuestros legisladores se dediquen a gestionar recursos desde los Presupuestos de Egresos de la Federación. Es muy difícil durante una contingencia destinar los recursos necesarios para poder corregirla, como el caso de las playas o el sargazo; si ya sabemos, destinemos el recurso desde antes”, mencionó.

Y es que recalca, si ya se sabe que el sargazo va a llegar cada año, se puede destinar el recurso de antemano.

Laura Patiño, de la asociación ecologista Moce Yax Cuxtal comentó que era necesario un manejo integral para el sargazo, desde la Semarnat hasta el Ayuntamiento, pero que “las decisiones se tomen desde el lugar, no desde la federación”.

“EL PEOR PAÍS RECAUDADOR”

“Me senté a ver el dinero del estado; ¿por qué daba para hacer lo que tiene que hacer? El agua, el drenaje, la vivienda, la obra social, los parques, la educación, y me di cuenta de que en realidad el dinero que recibimos de la federación es poco comparado con lo que se recauda”, comentó el senador José Luis Pech Várguez.

El legislador aclaró que no quiere ofender a nadie “pero México es el peor país recaudador de América Latina, porque tenemos altas tasas, pero recaudamos mal”.

Para ejemplificar hace una comparación con Brasil, país que recauda 32.7 por ciento de su PIB, mientras que México el 15.7. Brasil recauda poco más de un punto por petróleo; nuestro país, más de cinco. Si a México se le quita la recaudación por petróleo queda poco más de 11 por ciento; en el país sudamericano aún sin el petróleo la recaudación es de más de 30 puntos.

“Y es que para toda la maquinaria que tiene montada el SAT, si quitamos lo del petróleo, México recauda menos que Guatemala incluso”, lo que dice, es un indicativo de la mala recaudación. Esto lleva a que haya menos recursos para los gobiernos. “Hay menos dinero para el desarrollo”, sentencia.

El crecimiento desproporcionado se puede seguir haciendo, pero eso no es desarrollo, opinó respecto a cuánto han crecido los destinos turísticos como Cancún y Playa del Carmen.

“Yo creo que hay que crecer para nuestra gente, nuestro estado, pero estamos creciendo para el país, para otros estados o para el inversionista extranjero”, señala al hablar de cuánto se termina destinando a la federación.

La violencia crece porque incluso por ello, no hay integración social. Falta discutir este tipo de crecimiento, incluso cómo y donde se construye, porque antes no se perdían las playas, ahora sí.

SARGAZO Y EROSIÓN, CULPA DE LAS DECISIONES PREVIAS

Por su parte, Mildred Ávila Vera, diputada federal, comentó que, tras escuchar a los empresarios, le queda claro que las más grandes preocupaciones tienen que ver con el sargazo y la erosión de las playas. Considera que lo que pasa hoy día es producto de las decisiones que se tomaron anteriormente.

“Hoy día se invierte en paliativos, pero no funcionan, y hay que volver a hacer lo mismo. Y a partir de ahora, todos, no solo la autoridad, todos debemos respetar la ley y actuar de modo correcto. Y además deben aplicarse las sanciones al no respetar estas leyes”.

Además, recalcó el grave daño de la corrupción, pues dinero destinado para algo se ocupaba para otras cosas.

Se compromete a trabajar de manera responsable para ser la parte que les corresponde como legisladores federales.

“EL QUE LA HACE LA PAGA”

Jesús Pool Moo, también diputado federal de Morena, habló de cómo es el trabajo desde el Congreso de Unión, y cómo, aunque quisieran tocar temas como el del sargazo en tribuna, deben esperar, pues por sesión solo tres miembros de una bancada pueden intervenir, entonces hay que esperar a que toque el turno de subir.

“De aquí a que me toque, ‘va a estar en chino’, pero ya está en la gaceta parlamentaria un punto de acuerdo dos temas: uno, que la UNAM termine con el estudio, porque esas barreras que pusieron no son para el sargazo, sino para hidrocarburos”, expresó, motivo por el que aunque lo detiene momentáneamente, éste sigue llegando.

El otro pendiente es poder averiguar de dónde proviene.

“Han bajado cancelaciones, ha bajado el turismo, incluso ha habido turistas que han ayudado a limpiar el sargazo, hay fotos de eso; daña arenales, el color del agua; lo que al final pasa es que bajamos en el nivel competitivo como destino turístico”, enfatizó.

Por eso desde la Cámara buscan que se agilice la entrega de recursos para combatir y estudiar el sargazo.

Sobre temas de presupuesto, dice que, luego de las comparecencias de algunos secretarios de Estado, han detectado irregularidades, y que si no se solventan las observaciones que hace la Auditoría Superior de la Federación se van a fincar responsabilidades.

“El que la hace la paga; esos recursos, nuestros impuestos, nuestros derechos; lo que el ciudadano aporta para el gobierno federal, si no está bien administrado, no pueden solventar 2016, y 2017, y menos el 2018 que ya están a punto de irse”, asevera.

Concluyó diciendo que los recursos deben aplicarse para lo que se destinan originalmente, pues en su opinión la contingencia ha llegado a estos niveles precisamente porque los recursos no se han aplicado de manera correcta.

AGENCIA SIM

Política

Plantea AMLO hacer consulta para enjuiciar a expresidentes

Publicado

En

Por

El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó que haya una consulta para que sean los ciudadanos quienes decidan si se debe enjuiciar a los expresidentes de México.

“Vamos a preguntarle a la gente si quiere que se enjuicie a los ex presidentes del periodo neoliberal, de Salinas hasta Peña Nieto, pasando por Zedillo, Fox y Calderón, porque la crisis en México tiene que ver con la política llamada neoliberal. Una política de pillaje que se aplicó en todo ese periodo”; aseguró en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

No obstante, el presidente López Obrador consideró que debe haber un punto final; y, a partir del primer día de su gobierno “cero corrupción y cero impunidad”.

Te puede interesar: Guardia Nacional tendrá 2 mandos, civil y militar: AMLO

“Mi opinión, aunque todo esto va decidir la gente, es que optemos por el punto final y pensar hacia adelante, y no irnos por la tangente de estar como siempre solo castigando a chivos expiatorios. Porque yo considero que la crisis en México se originó por la ineficiencia y deshonestidad de los más altos servidores públicos hasta el pináculo, hasta mero arriba”.

Reiteró que aquellos servidores públicos que tengan abiertos procesos penales y administrativos abiertos continuarán hasta que la autoridad decida en su favor o en contra.

(EL UNIVERSAL)

Continuar Leyendo

Política

Textos, contextos y pretextos

Publicado

En

Por

Foto: Megamedia

 

 

#CARTÓN DE TONY

Continuar Leyendo

Política

Actúen con serenidad y confíen en mí

Publicado

En

Por

Crisis

Carlos Alfredo Dávila Aguilar (*)

El pasado miércoles 9 de enero, en su rueda de prensa mañanera en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador se negó a informar sobre una fecha tentativa para la normalización del abasto de gasolina en el país, luego de días en los que varios estados han vivido (viven) horas complicadas para el funcionamiento normal de sus actividades, tanto económicas como cotidianas:

No dijo que no tuviera la información, ojo. Lo que dijo es que él tenía la información, pero que prefería no darla a conocer.

“No lo quiero decir para no alimentar a quienes están… eh… —hace pausa y cambia su semblante, agacha la cabeza como quien se debate entre actuar con integridad o salir del paso a costa de una villanía, parece luchar internamente solo por un segundo— a… eh… cuestionarnos” asesta finalmente, levantando la cara.

Inmediatamente después, afirma: “Y si digo un día —sonríe suspicaz hacia los reporteros— y por alguna razón ese día no se resuelve, ya pasó un día, ya pasó otro día… entonces, que tengan confianza, se va a resolver”.

Vale la pena ver este fragmento en vídeo, y es difícil no verlo más de una vez. Lo que refleja es mucho, y lo que nos dice el Presidente también.

Lo que nos está diciendo el Presidente es que, ante un problema grave, que podría detonar reacciones perjudiciales para la economía nacional y para la paz social, lo que tiene prioridad —ante todo— es el criterio político. Cuidado, no dice que tiene que reservarse cierta información para cuidar la efectividad de las acciones contra el “huachicol”; lo que nos ha dicho es que decide reservarse la información para evitar eventuales cuestionamientos.

Lo que también nos está diciendo es que no comparte el concepto democrático de rendición de cuentas de la autoridad ante la ciudadanía. Rendir cuentas significa, justamente, que la autoridad pública tiene la obligación de informar a quienes la cuestionan. Y en una democracia liberal, todo ciudadano tiene el derecho de cuestionar a la autoridad y exigir información sobre el estado de los asuntos públicos (salvo cuando se trata de información clasificada como confidencial, o información delicada relativa a un proceso judicial en curso).

Lo que refleja es un líder político cuya cosmovisión no corresponde a la de una democracia liberal moderna, sino que corresponde a la del viejo régimen autoritario en el que se formó el actual presidente López Obrador. Una cosmovisión en la que en lugar de haber ciudadanía (que cuestiona al poder), hay un “pueblo”; y donde en lugar de haber servidores públicos responsables ante la ciudadanía, hay un “dirigente” político, que interpreta según su criterio cuál es “la voluntad del pueblo”, cuál es su mejor interés, y lo dirige en consecuencia.

Es significativo que, en sus digresiones históricas, López Obrador suele hablar de los líderes políticos que él admira —Hidalgo, Morelos, Madero, Cárdenas— como “grandes dirigentes”. También se ha referido con el mismo apelativo a Fidel Castro y a Hugo Chávez. Y tiene razón en referirse así a ellos, pues verdaderamente ninguno —salvo tal vez Madero—, fueron líderes democráticos, pues es solo hasta 1997 que podemos hablar con seriedad de la existencia de una democracia en México: la primera vez en la Historia que la voluntad del detentor ejecutivo dejó de ser automáticamente ley.

Es una visión profundamente paternalista: solo se dirige a los niños, a los animales… y a los súbditos.

Es también es una visión que conecta profundamente con la cultura de nuestro país profundo, acostumbrado por siglos a sus “dirigentes” —benévolos o malévolos—, pero no a funcionarios públicos obligados a rendir cuentas ante sus ciudadanos.

Ante los cuestionamientos, el Presidente pide a los ciudadanos actuar “con prudencia, con serenidad, sin caer en pánico”. No ofrece información sobre la situación, ni sobre su plan de acción, ni sobre los obstáculos que ha encontrado su implementación.

Ante el nerviosismo que suscita el desabasto en varias ciudades del país —incluida la capital— y la falta de información, responde que “no hay desabasto”, y que hay compras de pánico porque los medios de comunicación están desinformando.

“No hay desabasto”

Ante las portadas de los medios que reportan la situación, en medio del vacío de información oficial, se les culpa a ellos y a los ciudadanos de propiciar el desabasto. Los spots radiofónicos siguen haciendo eco de su declaración: “no hay desabasto”. Las imágenes de las filas kilométricas por falta de gasolina en México dan la vuelta al mundo. El Presidente encara a la prensa al día siguiente por la mañana con una sonrisa desenfadada. Sigue sin ofrecer una explicación.

Que nadie se llame a engaño: esta será la tónica de manejo de crisis del sexenio.

El presidente López Obrador podrá tener buenas intenciones —yo creo que las tiene—, pero no es un líder que comparta los valores de la democracia liberal. Hizo gala de ello con la vergonzosa representación de Juan Manuel Nungaray, enviado en nombre del gobierno mexicano a Caracas para la investidura del dictador Nicolás Maduro, en su nuevo periodo como dirigente del pueblo venezolano 2019-2015..

carlos0alfredo01@gmail.com

Investigador sobre derechos políticos y democracia en la Academia Interamericana de Derechos Humanos

 

Ventana con texto de 16 puntos… Ventana con texto de 16 puntos…

Continuar Leyendo

Tendencia