Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Entretenimiento

Baja de peso aunque no comas a tus horas

Publicado

En

Si deseas bajar de peso pero no tienes un horario establecido para desayunar y cenar te tenemos buenas noticias:

no es necesario que fijes tus horarios de comida, siempre y cuando seas una persona sana.

“Puedes desayunar a las ocho de la mañana o a las once”, indica nuestra experta en nutrición Fernanda Alvarado, eso dependerá de tu rutina diaria y de tu estilo de vida.

Por ejemplo, si entras al trabajo a las cinco de la mañana y desayunar no te es posible hasta las once del mediodía, “esto no influye si cuidas la cantidad y la calidad de los alimentos que necesitas”.

Fernanda Alvarado explica que viejos estudios indican que todas las personas debían organizar y establecer horarios de comida.

Te puede interesar: Los beneficios de las frutas

Sin embargo, las investigaciones actuales han determinado que la verdadera importancia recae en qué, cuánto y cómo es lo que se come; con lo que se ha desplazado la importancia de cuándo lo comes.

Con ello no solo se desmiente el hecho de que comer a una hora determinada te ayuda a mantenerte sano, sino que, también la idea de que es mejor tener cinco comidas al día que tres.

Y, con ello, podrías bajar de peso, aunque no comas a tus horas.

La experta en nutrición explica en diferentes estudios se comprobó que “las personas que hacen cinco comidas al día suelen superar la recomendación diaria de calorías, ya que comen más. Por tanto, las personas a las que se les recomienda hacer este tipo de dietas son a deportistas, mujeres embarazadas o personas con alguna condición clínica”.

La contraposición de estudios se basa en el funcionamiento del metabolismo y “hoy se sabe que el metabolismo trabaja igual con dos (comidas) que con 10”.

Te puede interesar: Pierde peso con ¡un diario de alimentación!

Con cada comida el cuerpo empieza a trabajar: si comes más veces, tu cuerpo trabaja más veces haciendo la digestión; y si comes menos veces, trabaja menos.

Pero el gasto de energía que tiene el cuerpo durante la digestión solamente es del 10% de lo que se come.

Nuestra experta en nutrición afirma que este argumento justificaba el aceleramiento digestivo, aunque la realidad es que trabaja conforme a las veces que comas en el día.

A pesar de ello nuestra experta indica que en el caso de las personas que comen dos veces al día o las que lo hacen sin control, es más difícil que logren saciedad, ya que sienten mucha hambre y por lo mismo consumen más alimentos.

La recomendación es que “en general, y sobre todo en las personas sedentarias, coman tres veces al día: desayuno, comida y cena. Porque dejar tantas horas sin comer te lleva a comer de más”.

Durante el desayuno se recomienda incluir fibra que se puede obtener de frutas y verduras, así como de cereales integrales y proteínas, que evitan los antojos y ayudan a tener saciedad.

Las cenas deben ser ricas en proteínas del pescado, queso y yogur; grasas saludables como el aguacate, aceite de oliva y aceitunas.

A pesar de no existir un horario determinado para comer, Fernanda Alvarado nos explica que en lo que respecta a la cena las personas deben tomarla dos horas antes de irse a la cama “para evitar malestar gastrointestinal, ya que al dormir se alenta la digestión y se puede amanecer con agruras o reflujo”.

En el caso de las personas con diabetes, el número de comidas sí se debe cuidar para no alterar sus niveles de azúcar y de glucosa.

Así también, se deben considerar las actividades o situaciones de la persona.

Por otro lado, es importante tomar otras recomendaciones: Un estudio de la Universidad de Surrey afirma que un factor determinante en la pérdida de peso no está en lo que comemos, sino en cuándo lo comemos.

Te puede interesar: Energía natural para el gimnasio

Y se afirma que se debe tener un control en los horarios de comida para que el metabolismo trabaje de forma correcta.

El Universal

Tendencia