Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Investigaciones Periodisticas

Con la mano larga

Publicado

En

Empresas creadas durante el sexenio de Rolando Zapata facturaron también a varios ayuntamientos, entre ellos el de Mérida.— Pagos frecuentes por alimentos

Como gigantesco pulpo, varias empresas creadas durante el sexenio anterior no únicamente acapararon millonarios contratos del gobierno de Rolando Zapata Bello sino que extendieron sus tentáculos a los municipios yucatecos y, más aún, a los vecinos estados de Quintana Roo y Campeche.

Sobresale el caso del Ayuntamiento de Mérida, que en una parte de los trienios 2012-2015 y 2015-2018 —con autoridades panistas— recibió y pagó facturas de por lo menos cinco negocios que forman parte de la red, que comenzó a operar principalmente en 2013.

Te puede interesar:Red fantasma intacta

Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, halló indicios de las transacciones del Ayuntamiento de Mérida durante la elaboración de los reportajes que pusieron al descubierto el esquema de desvíos durante la administración estatal anterior.

Con base en esos datos consultó información fiscal y confirmó una serie de pagos.

Las operaciones que más llaman la atención son las concretadas con Gaco Multiservicios de México, S.A. de C.V., y Operadora Bonfa, S.A. de C.V. Como ya hemos informado, estas empresas fueron inscritas el mismo día en el Registro Público de Comercio, el 6 de septiembre de 2013, y tienen los mismos accionistas, vecinos de Hoctún. Son de las mayores “todólogas” de la red y en sus facturas reportan el mismo domicilio fiscal, que hoy es una casa abandonada en Ciudad Caucel.

Te puede interesarUna red fantasma en el gobierno de Rolando Zapata

De acuerdo con los datos obtenidos por Central 9, Gaco Multiservicios comenzó a facturar al Ayuntamiento de Mérida en 2014, durante la primera administración municipal de Renán Barrera Concha, y lo siguió haciendo hasta los primeros meses de 2016, cuando ya era alcalde Mauricio Vila Dosal.

No aparecen registros fiscales de esa compañía en los meses finales de 2017 y en 2018, después que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) la clasificó como empresa con actividades irregulares, es decir, fantasma.

El mayor número de facturas de Gaco y Bonfa en Mérida es de la gestión de Renán Barrera, que pagó a ambos negocios por concepto de alimentos.

El primer depósito de la Comuna meridana a Gaco Multiservicios llegó en mayo de 2014, aunque se precisa en la factura que es “por entrega de alimentos” del 27 al 31 de enero, cinco días. Fue de $5,220, con impuesto incluido.

Aparecen otras siete facturas de ese mes: por entrega de alimentos del 1 al 4 de abril, de $4,176; del 14 al 16 de abril, de $3,132; del 28 al 30 de abril, de $3,132; del 2 de mayo, de $986; del 12 al 16 de mayo, de $4,872; del 26 al 30 de mayo, de $5,220, y uno más que se detalla como “consumo de alimentos”, con emisión del 27 de mayo, de $5,800.

Te puede interesar:Fallan lámparas heredadas por Remberto

Las facturaciones continuaron en el resto del año por el mismo concepto y se extendieron a 2015. La primera de este período fue de $4,979, por entrega de alimentos del 5 al 9 de enero, y luego surgió una serie de pagos con motivo del Mérida Fest 2015, siempre en enero.

Entre estos últimos están erogaciones por “servicio de catering” (suministro de alimentos preparados) en diez sedes de eventos —conciertos musicales y obras de teatro, principalmente— tanto en espacios cerrados como abiertos.

Los montos pagados son de $5,220 (dos), $8,120 (otros dos), $2,900, $6,960, $10,440, $6,960, $4,060 y $2,900.

Los gastos en comida continuaron y así llegó agosto, último mes de la administración municipal 2012-2015. En ese lapso hay una factura de $13,618 por “alimentos entregados del 24 al 31…”.

La primera administración municipal de Barrera Concha también recibió facturas de alimentos de Operadora Bonfa, la empresa “gemela” de Gaco. Y coincidentemente, también aparecen pagos a partir de mayo de 2014.

Te puede interesar:Nuevos pagos en duda

Ese mes aparecen siete cobros: cuatro de $5,220 cada uno por entrega de alimentos del 10 al 14 de febrero, del 17 al 21 de febrero, del 7 al 11 de abril y del 19 al 23 de mayo; dos de $4,176, por comida del 21 al 24 de abril y del 6 al 9 de mayo, y uno de $4,872, por servicio del 6 al 9 de mayo.

En 2015 se hicieron nuevos pagos, a partir de febrero. Ese mes hay dos documentos de cobro, de $3,839 y de $4,079, por entrega de alimentos del 3 al 6 y del 16 al 20 de febrero.

El esquema de pagos, con montos similares y hasta cuatro facturas por mes, se extendió al final de esa gestión.

Te puede interesar:Más pagos oscuros

Septiembre de 2015 marcó el ingreso de Mauricio Vila como alcalde. En ese mes y en octubre no se recibieron facturas de Gaco. En noviembre surgió la primera, con un concepto distinto al de alimentos: fue de $34,196.54, por trabajos de mantenimiento “a las áreas de Relaciones Públicas”. En diciembre hubo una más, de $46,874, por servicio de mantenimiento de iluminación en el área de Desarrollo Humano.

En enero y febrero de 2016 no salió dinero del erario municipal para esa compañía.

En marzo sí, con montos de $29,232, $34,220 y $32,509, por pintura y reparaciones en las oficinas del Instituto de la Mujer.

Gaco dejó de facturar a finales de 2017, aparentemente por su situación irregular ante el SAT.

Cada vez menos

En cuanto a Bonfa, la administración 2015-2018 no recibió facturas de este negocio en septiembre y octubre. Fue en noviembre cuando llegó la primera, de $1,624, por “consumo de comida”.

Te puede interesar:Anuncian hoteleros de Chetumal amparos ante pagos de CFE

En 2016 el Ayuntamiento que presidió Vila Dosal no pagó suma alguna a Bonfa, según los registros fiscales. En enero de 2017 aparece una factura de $25,520, por “juguetes obsequiados por el alcalde” con motivo del Día de Reyes.

Desde entonces no volvieron a aparecer documentos vinculados con pagos de la Comuna meridana a esa empresa

Diario de Yucatán

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas

Tendencia