Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Nacional

Unidos por México

Publicado

En

Mi punto de vista

Cholyn Garza (*)

Me preocupa ¡Vaya que sí! Lo que estamos viviendo actualmente. Lo comenté al principio del nuevo gobierno que había algunas situaciones que no me agradaban, pero también entendí que realmente era poco el tiempo para emitir un juicio.

A pesar de ello, lo que está ocurriendo en el país no creo que requiera de más tiempo para poder opinar. Inexperiencia, pérdida de autoridad, falta de argumentos creíbles, soberbia y más.

¿A quién le importa México? Me he preguntado en no pocas ocasiones. La descomposición económica, política y social de nuestro país no se dio de la noche a la mañana, lo sabemos.

Y todos de alguna manera, participamos en esa descomposición al aceptar con nuestro silencio lo que no es correcto, por lo tanto, no es aceptable.

La inconformidad de un pueblo se ha puesto de manifiesto una y otra vez en tiempo de elecciones. Son las urnas que reciben el voto de confianza o de castigo, las que guardan el sentir de un pueblo siempre esperanzado. Un pueblo que sabe que durante las campañas se ofrece más de lo que se puede realizar. Mentir no es distintivo de un solo candidato, sino de todos. El engaño es una forma de convencer que tal o cual candidato es el mejor.

En lo personal, vi un México muy polarizado durante las campañas, en buena parte por un candidato que destiló coraje en sus discursos promoviendo animadversión entre los mismos mexicanos.

Las campañas quedaron atrás, las elecciones dieron un ganador que ya está gobernando. Lamentablemente lo ha estado haciendo como si aún estuviera en campaña, es decir, continúa polarizando al país.

Esa polarización se refleja en las redes sociales donde los usuarios arremeten con coraje y algunos hasta con odio hacia partidos y personas que han gobernado al país. Lamentablemente lo hacen con tal coraje que olvidan razonar y se dejan llevar por las emociones.

Qué tristeza me da observar la situación que se está presentando con el nuevo gobierno. Algunos representantes —por no decir que la mayoría— llegaron a las Cámaras mostrando una gran soberbia. Por ahí se escuchó a alguno decir “ya nos tocaba” cuando algo era discutido y aprobaban ellos, la mayoría, obedeciendo las órdenes del gran jefe.

Representantes que no representan los intereses del pueblo, sino los de su partido y ante todo los de quien gobierna.

No solo han mostrado falta de argumentos a la hora de defender una iniciativa, sino su inexperiencia en los temas a tratar. La soberbia no es buena porque tarde o temprano cualquiera puede caer.

Nuestro México nos necesita a todos sus hijos, no nada más a un hombre o a un partido político.

Necesita hombres y mujeres dispuestos a luchar por este país con verdadera pasión. Se requiere fortalecer las instituciones no mandarlas “al diablo”. Se requiere llamar a ocupar cargos a los mejores, a los más preparados, a quienes conozcan de la función que habrán de desempeñar.

Queremos que no se pierda la autoridad so pretexto de no querer reprimir. Las acciones que violenten el estado de derecho deben de ser reprimidas y castigadas.

Que nadie trate de imponer su voluntad mediante el chantaje; de ninguna forma es aceptable que se perjudique a lo más preciado que tiene este país: su niñez con acciones irresponsable.

Los profesores están para enseñar, brindando instrucción a sus alumnos. Es repudiable que se comporten como delincuentes al bloquear carreteras, vías de comunicación para impedir que lleguen las mercancías a su destino. El daño patrimonial causado es enorme y el país no merece lo que están ocasionando individuos que han encontrado en la provocación y el chantaje, su forma de obtener recursos.

Su deber

Más lamentable aún que quien debería poner orden, pues para eso fue electo, se niegue a actuar. Estamos conscientes que fueron sus aliados en campaña, pero hoy es tiempo de gobernar, no de distraer la atención de los asuntos que importan al país.

Todos debemos unirnos por México, por este país que tanto nos ha dado y al que tanto le debemos. México es primero, no los partidos políticos o individuos que se han beneficiado de la política.— Piedras Negras, Coahuila

cholyngarza@yahoo.com

Periodista

Continuar Leyendo
0

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas

Tendencia