Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Entretenimiento

Cuida y consiente tus pies

Publicado

En

Los pies son una parte fundamental de nuestro cuerpo, ya que nos permiten caminar y desplazarnos con libertad, en ellos recae el peso del cuerpo, por lo que están predispuestos al deterioro y desgaste.

A pesar de lo importantes que son, culturalemente solemos prestarles poca atención. A continuación te recomendamos algunos cuidados simples que puedes incluir en tu rutina diaria:

  • Utiliza zapatos adecuados: es mejor elegir modelos cómodos, amplios y que por lo tanto no aprieten nuestros pies. Así también, es importante no usar todo el tiempo tenis, ya que fomentan la sudoración y el mal olor. Las zapatillas o plataformas puede causar serios daños a nuestros talones y a nuestra postura en general. Lo más recomendable es alternar zapatos casuales y tenis.
  • Usa calcetines adecuados: lo mejor son los calcetines de algodón, los cuales absorben el sudor y permiten además que nuestros pies estén más frescos, secos y que respiren mejor. También es importante que no sean ajustados.
  • Masajéalos durante el baño: todos los días debes lavarte los pies, parece obvio, pero no todas las personas acostumbran hacerlo. Cada que te bañes, dedica un minuto y dale un pequeño masaje con la espuma del jabón, si es con agua tibia mejor.
  • No olvides humectarlos: Es importante que después del baño, los seques perfectamente, apliques crema y des una pequeño masaje.
    Recuerda aplicar una mayor cantidad de crema en el talón, que suele ser una zona propicia para la aparición de durezas.  Tampoco te excedas con la crema, solo utiliza la necesaria para humectarlos.
  • Corta tus uñas: No dejes que crezcan de más, en ellas se pueden almacenar bacterias, y pueden enterrarse produciendo fuertes dolores que obligaran a visitar al podólogo. Recuerda cortarlas cuadradas.
  • Aunque estemos acostumbrados a que nos duelan los pies después de haber andado mucho o haber estado mucho tiempo de pie, la aparición del dolor puede que no sea normal. Acude al podólogo para que te haga una valoración y te diagnóstique los problemas que podrías tener.

También puedes consentir tus pies con un pedicure profesional relajante en el que más allá de un esmaltado, te realicen una buena sesión de masaje.

O si prefieres, puedes hacerlo en casa, elabora tu propio exfoliante con sal y shampoo, o azúcar y aceite de oliva, agrega una cucharada de vinagre de manzana o una pizca de bicarbonato cuando requieras de una limpieza más profunda.

Lo importante es que cuides y consientas tu anatomía.

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas

Tendencia