Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Quintana Roo

Cata de café en Chetumal

Publicado

En

Una cata consiste en degustar las tres bases del Café: perfume, aroma y sabor. El café, es la bebida favorita de muchos, por sus propiedades estimulantes y con la cual, muchas personas comenzamos el día.

La mayoría de las ocasiones, lo tomamos sin prestar atención a sus matices, olores y sabores. Según el portal Catas a la carta, el origen del café está rodeado de leyendas.

Los estudios atribuyen su origen a Etiopía, donde el café crecía de manera silvestre en su variedad denominada arábica.

Se especula que el descubrimiento de las propiedades del café, se dio, gracias al observamiento que un pastor realizó acerca del comportamiento de exaltación en las cabras, tras consumir las semillas y hojas de cierto arbusto.

Después de ese hallazgo, experimentó que cociéndo las hojas y semillas del arbusto, se obtenía como resultado una bebida amarga aromática y energizante. Estos fueron los inicios del café.

Te podría interesar: Inspirador arquero infantil

Cata de café en Chetumal

En los cafés frescos de mejor calidad no solo se deleita el paladar, es también posible aprender a distinguir aromas y sabores, encontrando diferencias e interesándonos por la variedad de orígenes, tuestes y formas de elaboración.

“Se cató café arabica del estado de Chiapas, el cual se produce bajo sombra entre 900 y 1700 metros sobre el nivel del mar en tostado europeo medio, después se extrajo el expreso de métodos de extracción como prensa francesa, prensa italiana y máquina de expreso para después degustar un café latte y un capuchino”, comentó Héctor Marin propietario del café.

El café arábica es una especie originaria de Etiopía, a pesar de que puede crecer en otros países que se encuentren entre los 500 y 2.400 metros de altura. Esta variedad representa el 56% de la producción mundial y posee una concentración de cafeína de un 1,7% como máximo.

Como resultado, el café Arábica crea una bebida más aromática y suave al paladar y también es más digestiva. 

Te podría interesar: Música y cultura en espacios públicos de Chetumal

Explorando los sentidos

Se trata de aprender a identificar componentes, orígenes y finalmente, apreciar y disfrutar. Conocer y distinguir las virtudes y defectos de un café, con los sentidos atentos y un toque de curiosidad.

Requiere principalmente práctica para descubrir las características propias de cada grano a través de la comparación y valorando algunos puntos especificos que nos servirán de guía: el aroma, la acidez, el cuerpo, el sabor y el regusto o retrogusto.

Héctor, el propietario y ahora barista estuvo al frente de la actividad explicando con maestría y pasión cada parte del proceso, para que los asistentes pudiesen explorar sus sentidos a través de esta cata de café que se llevó a acabo en las instalaciones de Cafécito de olla, ubicado sobre Av. Independencia entre Juan José Siordia y Anastacio Guzmán.

Te podría interesar: Sabores de Chetumal

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas

Tendencia