Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Nacional

Columna 7: Historia del Valle del Silicio

Publicado

En

Por Franklin Recio *

Para 2020, cada individuo del planeta intercambiará 1.7 Megabytes por segundo y existirán 50 millardos de dispositivos en el planeta –cerca de 10 veces el número de habitantes. Lo curioso es que ahora las cifras correspondientes son solo la mitad de esos valores. Es decir, se espera que los valores se dupliquen en menos de un año.

Surge una pregunta, ¿hay que emular al Valle del Silicio? La historia de ese lugar empieza en los años 20 del siglo pasado, cuando se desarrollan los bulbos electrónicos, los cuales revolucionaron las aplicaciones militares tanto para buques como para aviones. Posteriormente, recordemos que en la segunda guerra mundial fue la primera vez que la electrónica jugó un papel preponderante capturando inteligencia de señales (SIGINT por sus siglas en ingles).

Por su parte, Fredrick Terman fue el primer rector de la Universidad de Stanford quien entendió la relación crucial entre el gobierno, la academia y la iniciativa privada. Cada alumno de doctorado que enfocaba su tesis en algún problema particular de la Física tenía un cliente muy grande, el gobierno, y era bien visto que iniciara su propia empresa donde el mismo Terman u otros profesores podían apoyar como integrantes del consejo. Egresados de Standford también fundan una empresa llamada Fairchild, y de ésta surgen otras que forman un ecosistema alimentado por dos guerras calientes, las de Corea y Vietnam y una fría con la URSS-que no lo fue tanto-. La carrera espacial fue básicamente para poder obtener mejor información de la otra parte.

La expansión del ecosistema ocurre porque las empresas principales necesitan proveedores y éstos se forman con capital de los capitalistas de riesgo, que comparten sus acciones con los empleados, y de esa forma, alinean objetivos para aumentar el valor de cada empresa. Otras tecnologías como las computadoras, los microchips, la internet y las redes sociales son solo evolución natural de las bases que fueron sembradas con los presupuestos de defensa y educación de la zona.

Ahora, entre empresas, son más importantes los intercambios de información que los flujos de efectivo. Ya hay varias empresas de grandes datos que se han dado cuenta del potencial de los dispositivos -tales como celulares-, para proveer información hacia aplicaciones interesantes y que prefieren procesar datos para apoyar la formación de valor a largo plazo. Se migra del paradigma de la nube hacia los dispositivos inteligentes. Ojalá que las autoridades mexicanas demuestren conocimiento de estos temas y no pretendan emulación, sino la formación de nuestra hoja de ruta tecnológica integrada e interdependiente con industrias globales hacia las necesidades de información de la sociedad global del futuro.— Mérida

Candidato a Doctor en Análisis Estratégico y Desarrollo Sustentable por la Anáhuac – Mayab.

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas

Tendencia