Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Internacional

Alan García, ex presidente peruano se quitó la vida

Publicado

En

El líder del partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), Alan García, quien gobernó Perú en dos ocasiones (1985-1990 y 2006-2011), llegó hoy a un trágico final tras dispararse en la cabeza antes de ser detenido en su casa de Lima.

El ex mandatario, con 35 años de carrera política, murió en un hospital ubicado en la capital peruana, adonde fue ingresado tras atentar contra su vida pasadas las 6:00, hora local.

Alan García tenía una orden de detención preliminar de diez días como parte de la investigación en su contra por el caso Odebrecht. El dos veces presidente, de 69 años de edad, defendió su “inocencia” hasta el final, y dijo el martes que su posible detención se configuraría como una “gran injusticia”, ya que “con especulaciones no se priva a personas de la libertad, ni siquiera de manera preliminar”.

Te podría interesar: Ilhan Omar primera legisladora musulmana en EE.UU

Biografía

Hijo de Nytha Pérez Rojas y de Carlos García Ronceros, Alan García, nacido el 23 de mayo de 1949, no conoció a su padre sino hasta los cinco años de edad, debido a que éste permaneció arrestado por su militancia aprista durante el gobierno militar del general Manuel Apolinario Odría.

El ex mandatario, que recibió su carné como militante aprista a los 17 años de edad, destacó desde muy joven por desarrollar el talento de la oratoria, lo cual le llevó a recibir varios premios escolares.

Realizó sus estudios de pregrado en la Pontificia Universidad Católica del Perú, y se graduó como abogado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en 1971.

Te podría interesar: Polémica por video de Trump contra la congresista musulmana

Períodos presidenciales

Alan García, padre de seis hijos, gobernó Perú en dos periodos, gestiones que pintaron panoramas diferentes para la economía y su impacto en la población del país.

En el primer periodo presidencial (1985-1990), su gestión estuvo caracterizada por una profunda crisis económica con una hiperinflación, recesión, la nacionalización bancaria y su rebelión contra dictados financieros del Fondo Monetario Internacional.

Con una inflación anual que llegó a más de 7.000 por ciento, en 1987 iniciaron olas de protestas que fueron lideradas por el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien en 2010 recibió el Premio Nobel de Literatura.

El primer mandato de Alan García se desarrolló también en medio de la violencia desatada por el grupo guerrillero Sendero Luminoso. Pese a esa primera experiencia, fue elegido nuevamente en 2006 frente a su contrincante Ollanta Humala para un segundo mandato que duró hasta el 2011.

El segundo mandato, con una política económica plenamente ortodoxa, ha sido considerado como “exitoso”, al avanzar de manera respetuosa con las reglas del libre mercado que llevaron a la multiplicación de tratados bilaterales de libre comercio emprendidos por el ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Te podría interesar: Acusación a Assange marca brusco viraje

Contexto de corrupción

Sin embargo, Alan García se vio empañado por acusaciones de corrupción que lo vincularon con la empresa brasileña Odebrecht, de la cual supuestamente recibió dinero de forma irregular para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

En noviembre de 2018 llegó a Perú proveniente de España, donde residía, como parte de una cita del Ministerio Público para ser interrogado en el marco de investigaciones por corrupción en los que presuntamente estuvieron inmersos varios de sus colaboradores.

En ese momento fue notificado de que se hallaba en la lista de investigados y tenía un impedimento de salida de Perú, tras lo cual buscó refugio en la Embajada de Uruguay en Lima, bajo el argumento de que sufría una supuesta “persecución política”; sin embargo, el pedido fue rechazado por el gobierno uruguayo.

No le funcionó la estrategia de 1992, cuando tras el autogolpe de Alberto Fujimori se trasladó a Colombia y luego a Francia, donde permaneció hasta 2001, año en que la Corte Suprema de Perú declaró prescrita la investigación en su contra por enriquecimiento ilícito. Además de Alan García, la Justicia peruana investiga a los ex presidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), acusados de lavado de activos de dinero procedente de fondos ilícitos de Odebrecht.

Xinhua

Foto del portal Deia

Tendencia