Megamedia

Copyright 2018 | Sitio web desarrollado por GRUPO MEGAMEDIA

Deportes

Acusan a la defensa de “Lupita” de falsificar pruebas

Publicado

En

El reporte del caso de doping de Guadalupe González elaborado por Juan Pablo Arriagada, abogado de Sports Resolution y quien investigó las pruebas que dio “Lupita” a la IAAF, acusó a la defensa de la atleta de mentir y fabricar pruebas, mientras que el equipo legal de la marchista negó tales acusaciones. En el informe de Arriagada, en el punto 59, sostiene que algunos documentos fueron falsificados, entre ellos recomendaciones médicas.

El argumento del consumo de los 200 gramos de bistec dice el informe y posteriormente los cinco tacos de pastor que estuvieron contaminados, pueden suceder únicamente con el clembuterol, pero no sucede con la trembolona, el anabólico por el que dio positivo la marchista. Si se hubiera comprobado que una sola de las pruebas era preconstruida o fabricada le habrían aumentado el castigo (a González).

Te podría interesar: Atletas de Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tendrán exámenes antidopaje

Eso jamás se probó. Hay casos en que aumentaron las sanciones a atletas porque sus equipos legales fabricaron pruebas, menciona Luis Fernando Jiménez, uno de los abogados de la marchista. La marchista, según el informe de Arriagada, justificó que tenía anemia, que se le diagnóstico un médico del Hospital General y que no fue a consulta con el médico de la Conade, que debería de tener como parte de su equipo interdisciplinario.

Carlos Padilla, titular del Comité Olímpico Mexicano, mencionó a este diario que González y su entrenador Esteban Santos no quisieron que la marchista tuviera un médico por la Conade. Además, en el texto, dice que la atleta omitió mencionar que consumió hígado de res, lo que contradijo la carta que emitió el 23 de noviembre del 2018 en la que aclara que su desayuno consistía en fruta y huevo.

(Arriagada) no valoró con el mismo criterio las pruebas ofrecidas por ellos (la IAAF) y por nosotros (la defensa de ‘Lupita’) demostrando una absoluta parcialidad. Insisto: si se hubiera probado que las pruebas son falsas habrían castigado a la atleta por un plazo mayor”, señala Jiménez.

Los testigos que estuvieron en la audiencia de González incluyeron una amiga de ésta y un taquero, el cual declaró que no recuerda cuando la atendió. González definirá en los próximos días si acepta la recomendación de su equipo legal de acudir directamente al TAS y desestimar la última instancia de apelación de la IAAF.

El Universal

Continuar Leyendo
0

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas

Tendencia