Connect with us

Campeche

Despiden a Cristian Arjona

Publicado

En

 

Los pasillos del claustro del Instituto Campechano recibieron por última vez la visita de Cristian Arjona, que fungia como director de la escuela normal de la benemérita institución, a quien, de manera artera le fuera arrebatada la vida la madrugada del pasado martes.

Una mañana calurosa que entre mezclaban el sudor y las lágrimas de maestros, alumnos, amigos y familiares, que se reunieran para rendir Homanaje a un destacado docente que siempre se identifico por su entrega, dinamismo, carisma, profesionalismo y ganas de superarse.

En punto de las 11 horas de ayer el féretro llegó por la calle 12 a las puertas del Benemérito Instituto Campechano, donde ya lo esperaban el consejo superior, encabezados por el rector, Fernando Sandoval Castellanos, quienes abrieron paso al cortejo por los pasillos del claustro, hasta llegar al patio central donde se le haría un homenaje de cuerpo presente.

En representación de su familia, Rafael Arjona, hermano del querido maestro, agradeció el apoyo de autoridades de la noble instituto, así como de alumnos y amigos, reconoció que se encuentran sorprendidos por el suceso lamentable que cobro la vida de Cristian, y pidieron elevar una oración por la resignación de la familia, quienes hoy, afrontan una lamentable pérdida.

La desgarradora escena de unos padres llorando la pérdida de su hijo, hizo aún más difícil la despedida, mientras en el plantel retumbaba el himno estudiantil del instituto Campechano en voz de Cristian Arjona, quien en vida dejó huella de su privilegiada voz.

Te puede interesar:Habrá apoyos hasta Julio para los hombres del mar

A nombre de los docentes, el rector del Instituto Fernando Ssndoval, por la destaca participación y excelente desempeño a lo largo de su trayectoria académica y profesional y sus ganas de sobre salir, le hizo a sus padre de su certificado de grado doctor en ciencias sociales.

Alumnos de la preparatoria y de la escuela normal con el corazón hecho pedazos, volcados de cariño y admiración a su maestro Cristian, elevaron globos al cielo y lo despidieron con rosas rojas que significaban la alegría con la que daba muestra de sabiduría, el legado académico que jamás olvidarán.

Al término del homaneje, el ataud fue custodiado para abandonar por última vez su alarma mater, que hoy llora al docente distinguido.

El cuerpo fue trasladado a la iglesia de San Román donde se le oficio una misa de cuerpo presente, para posteriormente depositar sus restos en el cementerio de Santa Lucía, donde descansará eternamente.

Clic para comentar