Connect with us

Campeche

Habitantes de la colonia San Isidro, de Seybaplaya, en el olvido

Publicado

En

Habitantes de la colonia San Isidro, de Seybaplaya, en el olvido

Los vecinos de la colonia San Isidro demandaron atención de las autoridades pues les preocupa la llegada de la temporada de lluvias

Ni siquiera en el mapa aparece la calle 7 de la colonia San Isidro, de la ciudad de Seybaplaya, según afirmó el vecino Ramón Talango, quien como el resto de los residentes teme lo peor en esta próxima temporada de lluvias. Y es que según doña Esther Rebolledo, dicha área se inunda al punto tal que el agua les llega hasta la cintura, entrando a sus hogares.

“Se vuelve una puerqueza toda esta parte, el agua entra a las casas y tarda para que baje. Necesitamos que vengan a hacer algo antes que caigan las lluvias porque nos hace falta”, indicó Rebolledo.

Te podría interesar: La ONU visualiza más de 1.1 millones de empleos nuevos gracias al Tren Maya

Habitantes de la colonia San Isidro, de Seybaplaya, en el olvido

Los seybanos externaron que dicha área concentra las aguas de las colonias aledañas, la cual circula naturalmente por un drenaje que baja hasta la calle 9, y de ahí hasta el malecón. Pero el problema es que tal caño está tapado con zacate, palmas, jimbas y basura que algunos vierten para evitar la fatiga de esperar el camión recolector.

“Hay un caño que es donde pasa el agua, todo está tapado. Vinieron según los de protección civil de acá de Seyba, lo fueron a checar, pero les dije: ¿De qué sirve que lo chequen y no lo limpian? Y los dueños de los terrenos cortan palmas de coco, jimbas, todo lo tiran. Y a parte tira la gente basura. Si nos llega a agarrar una tormenta tropical nada más, nos va a hundir”, aseguró Ramón Talango.

Te podría interesar: Curva de contagios por Covid-19 “se aplanó” y médicos serán premiados

Habitantes de la colonia San Isidro, de Seybaplaya, en el olvido

Si bien hoy por hoy todo está seco, los colonos de San Isidro manifestaron que por tales condiciones el agua se acumula, favoreciendo la proliferación exagerada de mosquitos, empeorando el asunto.

Finalmente, los ciudadanos demandaron la atención de las autoridades, ya que hace poco se fue el agua en la ciudad y como siempre ocurre: ni les avisaron, ni les llevaron agua, por lo que cada quien se “rascó” como pudo.

Síguenos en Google Noticias

Noticias vía Whatsapp