DEPORTES

¿De dónde proviene la palabra futbol?

Un profesor inglés fue el encargado de perfeccionar y ponerle nombre al deporte más popular del mundo.

Lyon Stadium.jpg.
Escrito en DEPORTES el

¿Quién no conoce el futbol? Puede ser tu deporte favorito o no gustarte en lo absoluto, pero es imposible pensar que no sepas de la existencia de este deporte. Ninguno es más popular alrededor del mundo y es poco probable que esto cambie en un futuro cercano. Lo que sí es muy probable es que no sepas de dónde proviene la palabra futbol.

Es más, si en 10bet, casa de apuestas online, hubiese una forma de apostar a que sabes cuál es el origen de la palabra, seguramente “no lo sé” tendría una cuota altísima. Pero no te preocupes porque a continuación te vamos a contar el origen de la palabra.

El creador de la palabra

Si hay una persona a la que debemos agradecerle por iniciar el uso de la palabra, en su forma original, es a Richard Mulcaster. ¿Quién fue? Para poder contarles un poco sobre la historia de este personaje inglés vamos a tener que retroceder en el tiempo.

Richard Mulcaster nació en Cumberland, Inglaterra, en el año 1531. Culminó sus estudios en Cambridge, lugar en el que destacó por su habilidad con tres idiomas en particular: hebreo, griego y latín. Un tiempo después de terminar sus estudios, ya con 30 años, se convirtió en el director de Merchant Taylor's School de Londres, un colegio creado para los hijos de sastres.

Justamente fue aquí donde Mulcaster buscó "revolucionar" la enseñanza de los idiomas en aquellos años, apostando por el inglés como lengua escolar, dejando de lado el latín que era utilizado de manera regular en dicha época. Pero si tomar esta decisión pareciera poco, se le atribuye la creación de un listado de palabras en inglés, considerado como base del primer diccionario del idioma.

¿Qué tiene que ver todo esto con saber de dónde proviene la palabra futbol? Pues que, en 1581, Mulcaster fue el primero en marcar diferencias entre algunos deportes con balón y llamó "footeball" al que se jugaba con los pies.

Además, si creemos que su aporte al deporte rey fue únicamente en la creación de una palabra estaríamos equivocados, pues su contribución hacia el futbol fue mucho más allá de eso. Para complementar lo anteriormente contado, debemos destacar que Richard Mulcaster también añadió la educación física a las escuelas, otro momento clave para lo que sería el futuro del futbol.

Su aporte al futbol

Por si todo lo contado anteriormente sobre Richard Mulcaster y su vínculo con los inicios del futbol les parece poco, debo decirles que aún hay más. Más allá de idear la palabra que le daría un nombre muy preciso al juego y añadir las clases de educación física a la currícula escolar, el inglés fue el pionero en hablar de partidos organizados.

Al hablar de "partidos organizados" nos referimos a que se encargó de colocar un límite de jugadores por equipo, marcando una diferencia con las modalidades medievales de los juegos con balón. Además, fue el primero en pensar en la necesidad de un árbitro para el juego, así como entrenadores para cada equipo. Incluso llegó a pensar en las posiciones de juego en el campo. Este último factor es una de las principales características del deporte, que ahora nos parece tan común por la táctica desplegada de algunos equipos.

En 1611, y con 80 años, el profesor Mulcaster falleció en la ciudad de Essex, luego de dedicarle prácticamente toda su vida a la enseñanza y a revolucionar la educación en Inglaterra, logrando también poner las primeras piedras (en plural, porque fueron varios sus aportes), en el que hoy es el deporte más popular del mundo.

De esta manera, un profesor de Inglaterra fue el encargado de darle un giro, a los idiomas y al deporte, en una época en la que todo era diferente. Además, estamos convencidos que él jamás habría imaginado el valor que llegó a tener, con el paso de los años, la disciplina que logró perfeccionar.

Ahora que ya conoces de dónde proviene la palabra futbol, es hora de que vayas a sorprender, a tus amigos y familiares, con la increíble historia de la invención de Richard Mulcaster, quien sin saberlo le dio la forma -y el nombre- a una de las palabras más utilizadas en nuestras vidas.

Síguenos en Google News

Recibe noticias al instante vía WhatsApp