Connect with us

Entrega Especial

Huracán Gilberto fortaleció la Cultura de la Prevención en Cancún

Publicado

En

Este sábado 14 de septiembre se cumplieron 31 años del devastador paso del Huracán Gilberto por Cancún, sin embargo el llamado “Huracán del Siglo XX” dejó una gran enseñanza para la población quintanarroense: La Cultura de la Prevención.

Foto: Megateca Grupo Megamedia

Hoy en ese especial, recordamos cómo fue el paso del Huracán Gilberto por Cancún el 14 de septiembre de 1988; cómo fue informado por los medios de comunicación y cuál fue su impacto en la sociedad después de 31 años.

Te podría interesar: A diez años del secuestro de un avión en Cancún

Gilberto cobra primeras vidas

El “huracán asesino” se formó el 10 de septiembre de 1988 al Sur de las Costas de Puerto, en lo que se denomina como Caribe Oriental, con una categoría nivel 3 en la escala Saffir-Simpson. Apenas dos días después, el seguimiento en medios como El Diario de Yucatán, informaban a la población que el meteoro había alcanzado vientos de 225 Km/h.

Foto: Megateca Grupo Megamedia

Por la tarde noche del 12 de septiembre impactó la isla de Jamaica, dejando a su paso incuantificables perdidas materiales y al menos un saldo 30 muertos. También hubo muerte y destrucción en países como República Dominicana, Haití, Islas Caimán, Guatemala, Honduras y Bélice.

Inician los preparativos

El 12 de septiembre, un aviso de huracán fue emitido para las Islas Caimán y continuó hacia la península de Yucatán que colocó bajo aviso de huracán entre Felipe Carrillo Puerto en Quintana Roo y Puerto Progreso en Yucatán. Incluyendo Cozumel, Isla Mujeres y Cancún.

Al medio día el 13 de septiembre, Gilberto se acercó a la península de Yucatán y la advertencia de huracán en la región se amplió para cubrir toda la costa entre Chetumal y Champotón.

En Cancún, relatan las notas del archivo histórico de El Diario de Yucatán, evacuaron a más de 8 mil turistas de la Zona Hotelera y 12 mil personas de zonas peligrosas. Quienes fueron llevados a hoteles del Centro de la Ciudad.

Palacio Municipal 1988.
Foto: Megateca Grupo Megamedia

Sin embargo, hubo personas que no quisieron ser resguardadas y turistas que decidieron disfrutar el destino pese a las advertencias de huracán. El libro “Fantasía de Banqueros” de José Martí relata que había familias que no entendían lo que pasaba.

Te podría interesar: La layenda de los aluxes y el puente de Cancún

La devastación de Gilberto

La tarde noche del miércoles 14 de septiembre, de categoría 5 con vientos sostenidos de 287 km/h, ráfagas de 340 km/h , el huracán más poderoso de ese siglo tocó las costas de Cancún.

Hubo olas de hasta 7 metros que rompieron las terrazas de los hoteles, volaban toda clase de proyectiles, palmas, anuncios espectaculares, láminas, tablas, antenas parabólicas. Todo envuelto una temible oscuridad y agresivos sonidos del viento y la lluvia torrencial.

Al día siguiente la sorpresa fue mayúscula: muebles tirados por todas las calles, en varios puntos el mar se conectó con la laguna en la zona hotelera, arboles gigantes derribados, espectaculares, casas inundadas, destruidas, ventanales rotos, cables eléctricos por doquier y hasta barcos impactados en hoteles, familias damnificadas.

No había luz, ni comunicación y se habían suspendido todos los vuelos en el Aeropuerto de Cancún. El destino número uno más joven de México, estaba devastado.

Cancún se pone de pie

Con un calculo de millones de dolares en pérdidas, Cancún fue poco a poco recuperándose de la tragedia. Los meses siguientes no hubo llegada de turismo y quienes estaban aquí decidieron regresar a sus países tras esperar algunos días a que el Aeropuerto se reactivara. Los cancunenses no se dejaron y tras un par de años, la ciudad se restauró completamente.

31 años del huracán Gilberto.

A 31 años del huracán Gilberto, la península de Yucatán sigue recordando con temor y respeto, en medio de múltiples anécdotas de quienes lo vivieron en carne propia.#AquíLasNoticias

Posted by MegaNews Quintana Roo on Friday, September 13, 2019

Después de su pasó por la Península, Gilberto continúo su trayectoria hacia el norte de México donde impactó en Monterrey y Tamaulipas; se estima que en México el saldo de fallecidos fue de 433 personas. Con una duración de 15 días, Gilberto se degradó por completo el 19 de septiembre 1988.

Gracias a Gilberto, se mejoraron los protocolos de Protección Civil y se fortaleció la cultura de seguimiento a la formación de tormentas tropicales. Sobretodo en los meses de alta intensidad. Ahora se emiten boletines meteorológicos todos los días y se cuenta con un sistema para alertar a la población que permite entender cuan poderoso es un huracán.

Pasaron 16 años para que otro gran huracán impactara Quintana Roo. Fue el Huracán Wilma en octubre del 2005. Sin embargo, aunque fue más intenso que Gilberto, gracias a los protocolos de seguimiento, la ciudad tardó unas semanas en restablecerse y el costo de vidas humanas fue mucho menor.

Con información de: El Diario de Yucatán; Fantasía de Banqueros

Clic para comentar

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Apuestas Deportivas Online Betway

Secciones

Apuestas Deportivas Online

PUBLICIDAD

Etiquetas