Connect with us

Entretenimiento

No lavar tu tinaco puede ser riesgoso, conoce por qué 💦

Publicado

En

No lavar tu tinaco puede ser riesgoso, conoce por qué

¿Sabías que no lavar tu tinaco puede provocar enfermedades? Descubre cómo prevenirlo y mantener el agua de tu casa siempre siempre limpia

La higiene es fundamental para gozar de una buena salud, muchas enfermedades surgen simplemente por descuidar este punto que debe volverse un hábito que siempre se practique

Cuando hablamos de agua todo se vuelve más serio, pues este es uno de los recursos más importantes que tenemos y desperdiciarla o dejar que se contamine es algo grave.
Un tinaco sucio puede generar problemas que van desde irritación de la piel, salpullido, resequedad, hasta problemas intestinales.

Te podría interesar: Presentan iniciativa para proteger el agua de Quintana Roo

Actualmente existen tinacos que garantizan un almacenamiento del agua seguro y de la mayor calidad, como los Tinacos Rotoplas, que cuentan con la exclusiva tecnología Expel, que inhibe la reproducción de bacterias manteniendo el agua más limpia, además, gracias a sus filtros se aumenta la calidad del agua que usas en tu casa.

La manera más sencilla de darnos cuenta el tinaco necesita una limpieza es abrirlo y dar un vistazo dentro del mismo, si es sencillo ver el fondo y este es de color blanco (como originalmente es), entonces no hay de que preocuparse, sin embargo, si vemos presencia de tierra o incluso que el agua se vea de color verduzco, entonces es tiempo de realizar una limpieza del tinaco.

Los tinacos tienen la capacidad de estar a la intemperie sin que esto represente un riesgo para su integridad estructural, pero se sugiere que el filtro de agua para tinaco se cambie de manera regular, si no realizamos este mantenimiento y lo dejamos más tiempo en servicio, puede afectarse su funcionamiento y contaminar el agua del tinaco.

Te podría interesar: Cancún fue la ciudad más visitada de América Latina en 2019

La forma de lavar tu tinaco en realidad es sencilla y ahora te explicaremos como hacerlo:

  1. Lo primero es vaciar completamente el tinaco, una vez drenado, procederemos a desconectar con cuidado las conexiones del mismo.
  2. Una vez libre de conexiones, vamos a acostarlo, si es posible, ponerlo de cabeza para que el agua restante salga del tinaco, recuerda que la seguridad es primero, si tu tinaco es muy grande, lo mejor es pedir ayuda de alguien más.
  3. Cuando el tinaco esté vacío, con ayuda de una escoba, agua, jabón y un poco de cloro, vamos a proceder a tallar el interior del contenedor con vigor, quizá debamos enjuagar y volver a tallar varias veces, esto con el fin de que el interior del tinaco quede completamente blanco, sin tierra y sin que se sienta resbaloso.
  4. Hay que enjuagar con agua limpia, por lo menos dos veces. Si ya estás cómodo con el resultado, es tiempo de conectar de nuevo el tinaco, recuerda que es importante cambiar el filtro, no trates de abrirlo para limpiarlo, pues esto arruina sus propiedades.
  5. Cuando el tinaco esté bien asegurado, con su filtro nuevo y conectado correctamente, podremos proceder al llenado del mismo. Es recomendable que una vez lleno, dejes que el agua corra por las tuberías por par de minutos y ahora sí, a seguir disfrutando de la mejor agua con tu Tinaco.

#AquiLasNoticias

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Apuestas Deportivas Online Betway

Secciones

Apuestas Deportivas Online

PUBLICIDAD

Etiquetas