Connect with us

Nacional

Así fue el femicidio de Fátima Quintana, quien fue violada y torturada

Publicado

En

Así fue el femicidio de Fátima Quintana, quien fue violada y torturada

Fatima Quintana de apenas 12 años de edad fue víctima de un feminicidio por quienes eran sus vecinos, fue violada, torturada y golpeada con piedras

La mañana del 5 de Febrero de 2015 en Lerma, Estado de México, Fátima Quintana, una niña de apenas 12 años de edad, fue vista por última vez por su padre quien la acompañó a la parada de autobús para ir a la escuela. Al poco tiempo, el cuerpo de la menor fue hallado sin vida, con signos de haber sido torturada y violada.

Don Jesús Quintana, padre de la menor, esperaba que Fátima regresara de la escuela a más tardar las 3 de la tarde, pero al ver que no sucedía Lorena Gutiérrez salió a la calle para preguntarle a sus vecinos y conocidos si no habían visto a su hija. La comunidad se organizó para salir a buscarla.

Así fue el femicidio de Fátima Quintana, quien fue violada y torturada

Te podría interesar: Piden investigar feminicidio de Marielita, youtuber de QueParió!

La señora Lorena, llegó a la casa de uno de sus vecinos y le preguntó si había visto pasar a Fátima pero este lo negó. Un segundo sujeto se asomó y fue cuestionado por la desesperada madre pero no obtenía respuestas positivas. En ese momento Sandy, una amiga de Fátima se acercó a ellos y les dijo:

¿Por qué le están diciendo a la señora Lorena que no vieron a Fátima? Si cuando yo venía por el poste con mi mamá, volteé y Fátima venía ahí y tú, Luis Ángel y Misael, estaban silbando hacia donde ella venía”.

Es entonces cuando Lorena caminó aproximadamente cinco metros hasta hallar el sueter de su hija junto a un cuchillo con sangre; la tierra tenía huellas de rasguños de manos pero en ese lugar no se encontraba el cuerpo de la menor de 12 años.

‘Sandy’ señaló a dos vecinos de la familia Quintana, Luis Ángel y Misael Atayde Reyes. El grupo de búsqueda fue a la residencia de los hermanos, y en el interior de la vivienda hallaron algunas pertenencias de su hija: una liga de pelo, un arete, un pedazo de calcetín, parte de su uniforme de deportes. También hallaron lo que parecía ser el pedazo de un pie.

Así fue el femicidio de Fátima Quintana, quien fue violada y torturada

El cuerpo de Fátima fue encontrado cerca del lugar, en un terreno baldío. Una mano y un pie podían ser vistos saliendo de la tierra. Fátima había sido enterrada de manera apresurada bajo ramas, lodo y una llanta.

Los vecinos procedieron a golpearlos, y todo parecía que iban a ser linchados ese mismo día sino fuera por la intervención de la propia madre, una acción de la que ahora se arrepiente.

De acuerdo al reporte del médico forense, Fátima fue violada por tres sujetos vaginal y analmente, le introdujeron por el recto un objeto de bordes irregulares, recibió 90 puñaladas y piquetes en todo el cuerpo, le tiraron todos los dientes, le sacaron un ojo, le abrieron el pecho a nivel del tórax y cada una de las entrepiernas. Sufrió fracturas de sus muñecas, un hombro y sus tobillos.

Te podría interesar: En 2019, incrementaron los casos de feminicidios en Quintana Roo

A pesar de la tortura, Fátima se aferraba a la vida y sus asesinos para terminar con su vida tuvieron que golpearla con tres piedras de más de 30 kilos, con lo cual le pusieron fin al suplicio y a los sueños de la menor.

Injusticias en el caso de Fátima Quintana, liberan a los asesinos

Hasta el momento la madre de Fátima se arrepiente de haber detenido a sus vecinos cuando ya estaban a punto de “linchar” a sus vecinos, pues resulta que debido a los golpes fueron trasladados a un hospital de Toluca para ser atendidos.

Así fue el femicidio de Fátima Quintana, quien fue violada y torturada

El delito no fue tipificado como feminicidio, sino como homicidio, porque la jueza “no estaba segura” si la niña, al momento del crimen, ya había tenido su periodo. Con mucho coraje, la señora Gutiérrez les entregó una pantaleta de su hija, “porque efectivamente estaba en su periodo.”

La madre aseguró que a los asesinos de su hija jamás les pudieron sacar ninguna prueba de sangre, para comparar perfiles genéticos porque les violentaban sus derechos. Como uno de los vecinos, Misael, era menor de edad, éste fue puesto en libertad cuando se le dio de alta del hospital.

El tercer sujeto no pudo ser vinculado a proceso pues en un video presuntamente podía comprobar que aquel hombre estaba trabajando de jardinero al mismo tiempo que Fátima Quintana era violada. La señora Gutiérrez no podía creerlo. Los asesinos de su hija se le escurría de su alcance.

“No existe la vida después de un feminicidio desde el dia que ellos decidieron asesinar a nuestra hija nos asesinaron junto con ella y destruyeron nuestra vida”, añadió la madre.

#AquíLasNoticias