Connect with us

Nacional

Invaluable labor del maestro

Publicado

En

Merecido reconocimiento social

Freddy Espadas Sosa (*)

Ser cultos para ser libres —José Martí, apóstol de la independencia de Cuba y pedagogo de América

Durante la pasada administración federal se apoyó desde las más altas esferas del poder público una burda campaña mediática para denostar la labor del magisterio nacional. Vivíamos los tiempos de la implementación del “Pacto por México”, documento programático en el que se contempló llevar al cabo la mal llamada reforma educativa.

Para justificar la imposición cupular de la nueva legislación educativa —cuya aplicación significó el cese de decenas de maestros y la prisión de muchos activistas sociales— el gobierno de Peña Nieto hizo sinergias con el duopolio televisivo para orquestar una mayúscula embestida contra los maestros de México, pretendiendo de manera perversa responsabilizarlos injustamente de la evidente crisis que pulsaba y sigue pulsando el sistema educativo nacional.

Esta onerosa campaña se intensificó hasta lo indecible durante los meses en que alcanzó gran magnitud la protesta magisterial encabezada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Se trató sin duda de un virtual linchamiento político e ideológico en contra de una de las fortalezas más grandes que tiene nuestro país: sus maestros y la valiosa cultura pedagógica de la que son portadores.

Sin embargo, paralelamente a los graves desatinos en que iba incurriendo la anterior administración federal, creció vertiginosamente el hartazgo ciudadano ante un gobierno fallido cuyos signos distintivos fueron, para desgracia nuestra, el aumento inconmensurable de la violencia y la inseguridad, así como la corrupción galopante y su inseparable hermana gemela llamada impunidad.

En el plano político-electoral, la inconformidad social propició el avance impetuoso del fenómeno AMLO, hasta desembocar en los resultados del primero de julio del año pasado. Así, hoy vivimos una coyuntura histórica al contar con un gobierno federal de corte democrático, reformista y popular, que tiene como principales divisas de su actuación la lucha frontal contra la corrupción, la austeridad republicana, la pacificación de nuestra convulsionada nación y la transformación del régimen político.

En la lista de aciertos del presidente AMLO y del Congreso de la Unión cabe destacar la cancelación de la mal llamada reforma educativa, cuyo paso fundamental se ha dado con la reciente aprobación de las modificaciones constitucionales por parte de ambas Cámaras federales y de la mayoría de las legislaturas estatales. De esta manera, en el Día del Maestro AMLO anunció la promulgación de la nueva reforma educativa y su correspondiente publicación en el Diario Oficial de la Federación.

En dicha ceremonia, el secretario de Educación Esteban Moctezuma Barragán señaló lo siguiente: “Se ha logrado un triunfo fundamental para las maestras y maestros. Hoy se empieza a consolidar un nuevo rumbo… se aprobó una nueva legislación que se conoce como un gran acuerdo educativo, porque participaron muchos maestros en su elaboración. Se elimina el texto constitucional previo y se eliminan las reformas que lastimaron al magisterio”. También destacó que con la aprobación de la reforma a los artículos 3, 31 y 73 constitucionales, se da el primer paso en la construcción de una nueva escuela mexicana y en la consolidación de un nuevo rumbo en la revalorización de los docentes (“La Jornada”, 16 de mayo).

En el propio artículo Tercero constitucional ya reformado, se estipula que “las maestras y los maestros son agentes fundamentales del proceso educativo y, por tanto, se reconoce su contribución a la transformación social. Tendrán derecho de acceder a un sistema integral de formación, de capacitación y de actualización retroalimentado por evaluaciones diagnósticas, para cumplir con los objetivos del Sistema Educativo Nacional”.

Con la formulación de las leyes secundarias, que se hará en los próximos meses y donde se espera la participación de los principales actores de la educación, se tendrá un nuevo marco normativo en el que se privilegiará el apoyo al magisterio, amén de salvaguardar sus legítimos derechos laborales y de restablecer el reconocimiento del Estado al enorme valor social que reviste su nobilísima e ingente labor en la formación integral de las nuevas generaciones.

En este marco general y con motivo de la reciente celebración del Día del Maestro, es de aplaudirse la decisión del Ejecutivo Federal de instituir la medalla “Othón Salazar Ramírez”, legendario e integérrimo maestro normalista de larga trayectoria en la lucha político-social, y quien llegó a ser diputado federal y alcalde de su pueblo natal, Alcozauca (Guerrero), en ambos casos postulado por el antiguo Partido Comunista Mexicano.

No puedo concluir esta columna sin expresar nuestra eterna gratitud a los maestros que forjaron a mi generación en los diversos niveles de la enseñanza. Finalmente, saludamos a todo el gremio magisterial de Yucatán, sabiendo a ciencia cierta que seguirán cumpliendo con entrega y estoicismo la invaluable función que la sociedad les ha encomendado. Enhorabuena y muchas felicitaciones.— Mérida, Yucatán.

canek_1999@yahoo.com.mx

Profesor-investigador titular “C” de T. C. Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 31-A, de Mérida, Yucatán

0

PUBLICIDAD

Últimas noticias

PUBLICIDAD

Apuestas Deportivas Online Betway

Secciones

PUBLICIDAD

Etiquetas