Connect with us

Nacional

Le quitan el celular y se suicida con apenas ocho años de edad

Publicado

En

Su madre solo quería que pasara más tiempo con ellos, que convivieran, por eso decidió quitarle el teléfono celular, pero minutos más tarde él se quitó la vida

Un niño de apenas ocho años identificado como Kevin, presuntamente se quitó la vida en su habitación luego de que su madre le quitara el teléfono celular para que pasara más tiempo a lado de su familia y convivieran juntos.

El menor reaccionó de manera negativa, pues dijo que no quería platicar con su familia y se dirigió a su habitación, donde minutos más tarde fue hallado sin vida el día martes. Otra versión de los hechos, asegura que su madre le quitó el teléfono por haberse portado mal por lo que la Procuraduría General de Justicia ya inició una carpeta de investigación.

Te podría interesar: [Video] Los torturan hasta la muerte

Autoridades llegaron hasta el domicilio ubicado en la calle Nopal de la colonia Atlampa, de la alcaldía de Cuauhtémoc, tras recibir la llamada de emergencia, sin embargo solo encontraron el cuerpo sin signos vitales del menor.

De acuerdo con información del abuelo de Kevin, su madre le le había quitado el celular, motivo por el que hizo un “berrinche” y se encerró en su habitación; momentos más tarde escucharon varios ruidos, pues aventaba y rompía objetos, pero nadie le tomó importancia.

Fue su hermana quien cerca de las 20:00 horas, entró a la habitación y lo encontró tendido en el piso, por lo que fue llevado inmediatamente al Hospital La Raza con una lesión circular en el cuello y sin signos vitales, lamentablemente Kevin ya había perdido la vida.

Te podría interesar: [Video] Así fue el ataque al fiscal de Tecámac

Supuestamente, Kevin se asfixió con las agujetas de uno de sus tenis, la cual se enroscó en el cuello y amarró a su cama, ejerció tanta presión que en cuestión de dos minutos acabó con su vida, de acuerdo con los resultados del primer peritaje realizado por la Policía de Investigación.

En la entrevista con el personal de investigación, detallaron que el menor nunca mostró signos de depresión, ni arranques de ira, por lo que nunca pensaron que la reprimenda de quitarle el celular llegaría a esto.

Con información de Debate

Clic para comentar