Connect with us

Yucatán

Abren hilo sobre estafa a repartidores en Juan Pablo II

Publicado

En

Abren hilo sobre estafa a repartidores en Juan Pablo II

A lo largo del hilo, confirman los fraudes que que se han realizado a varios repartidores en ese mismo hogar ubicado en Juan Pablo II.

Un grupo de repartidores de comida de plataformas digitales, protagonizó una confrontación con unos vecinos de Juan Pablo II, a quienes acusaron de no querer pagar un pedido de comida, situación que dicen los repartidores es común en esa casa.

“Abre hilo”

De acuerdo con el hilo que publicó el usuario Oswaldo Sosa, un héroe sin capa (como fue llamado en redes sociales), que también es repartidor, un nutrido grupo de repartidores de comida se reunió a las puertas de la mencionada casa.

Esto para exigir el pago de un servicio de comida, que un compañero suyo, al que solo identificó como “El sureño”, hizo en ese domicilio.

El repartidor de comida, tras abrir el hilo en redes sociales, emulando los que se realizan en Twitter, señaló en 23 puntos el conflicto, que pasó a agresiones físicas, y las raíces de éste.

Antecedentes

Cómo antecedente, expresó que es posible realizar fraudes para pedidos de comida en plataformas, de los cuales, mencionó, “hablaría en otro hilo”.

Te podría interesar: Osamenta hallada en Bokobá podría ser de una persona extraviada

También indicó que antes de lío, los ocupantes de la casa habían cometido otros atracos y agresiones similares:

“Hace unos días en esa casa un repartidor de la tercera edad fue a entregar la comida, como no quisieron pagar, el señor les negó la comida, por lo que los chavos que viven ahí lo golpearon”.

El informante destacó que “aunque no lo crean el gremio de los repartidores somos muy unidos, tenemos grupos para pedir refuerzos para estos casos”.

Fue en uno de esos grupos que les llegó la información del nuevo caso de fraude y agresión.

De acuerdo con el hilo publicado en Facebook, Oswaldo expresó que “a un compañero de nuestra base, le quisieron hacer fraude”.

Su base, explicó, es una plaza en el poniente de Mérida.

Altercado

En los puntos 7 y 8 del hilo, se barra como “El Sureño” tuvo un altercado con los llamados estafadores y un conflicto a golpes, tras el cual los agresores tomaron un “fierro para quitarle la comida, pero Sureño no se anda con ma… y les tiró la comida al suelo para hacerse respetar”.

Tras esa agresión, y luego de ser amenazado, señala el hilo, “Sureño” envió mensajes al grupo de repartidores diciendo que “necesitaba refuerzos”.

“Nosotros al estar hartos de esa casa, nos unimos las tres plataformas para ir a ajustar cuentas”, expresó Oswaldo en su post que hasta esta mañana ya tenía más 900 comentarios en la red social.

Según se lee, los repartidores reclutaron a otros compañeros de labor de todas las zonas para ir a confrontar a los estafadores.

Se unieron, de acuerdo con ese escrito, repartidores del Norte y de Ciudad Caucel a dicha cruzada.

Se citaron en la caseta 4 del Paseo Verde, en Juan Pablo II, para ir a “cantar el tiro limpio”.

Una vez reunidos y en espera del momento, los repartidores se contaban historias de fraudes vividos, orquestados por aquellos sujetos.

Te podría interesar: Registran 42 nuevos contagios en Yucatán, entre ellos un bebé

Enfrentamiento

Tras llegar “Sureño” emprendieron el recorrido hasta la casa de los estafadores. Según, menciona el hilo, eran como 30 repartidores de comida.

El enojo se hizo cada vez mayor pues “resulta que uno de los nuestros era vecino de los estafadores”
“Por lo que empezaron a amenazarlo que se lo iban a picar cuando menos lo esperen”, indicó.

“Todos empezaron a defender al repartidor que estaba en peligro”. Lo anterior quedó en evidencia en video.

Otras pruebas

Durante la narrativa, otro usuario compartió una captura de pantalla en la que señalaba que desde el año pasado realizaban estafas con los pedidos.

Ante los dimes y diretes, y dispuestos a llegar a las últimas instancias, entre amenazas de golpes y pleitos, vecinos del rumbo dieron parte a la Policía y ante la llegada de los uniformados, los repartidores de retiraron ante el temor de ser detenidos.

Mientras que los estafadores, se resguardaron en su domicilio, sin querer dar la cara, según afirma Oswaldo.” En su penúltimo punto, el repartidor de comida aseguró “que no volverán a hacer lo mismo”.

“Amigos si ustedes creen que entre repartidores no hay un gremio, están totalmente equivocados. Ustedes si tratan mal a alguno de nosotros, créanme que serán los siguientes”, puntualizó.

También destacó que el conflicto no había terminado.

Síguenos en Google Noticias