Connect with us

Yucatán

‘Nos están perjudicando’: opinan usuarios ante el cambio de paraderos

Publicado

En

'Nos están perjudicando': opinan usuarios ante el cambio de paraderos

El cambio de paraderos perjudicó a decenas de usuarios, quienes afirman que dieron varias vueltas hasta dar con su paradero y están muy lejos.

A las 10 de la mañana Nemesio Ojeda debía entrar a su trabajo, pero a la 9:55 apenas estaba abordando la combi que lo llevaría a Kanasín, aun cuando tomó sus precauciones porque ya sabía del cambio de paraderos.

“Que el gobernador salga a caminar y que venga a ver la chin… de la caminada”, expresó el hombre un tanto molesto por la situación, pues se le hizo tarde a pesar de que salió temprano de su casa en Juan Pablo II.

“El camión de Mulsay me deja en Santiago y desde Santiago vine caminando hasta acá. Fíjese: de la calle 72 a la 44 hay que venir caminando y perdí más tiempo porque paré en el Eulogio Rosado a preguntar dónde para la combi de Kanasín. Es terrible”.

Nemesio dijo que antes se bajaba en el parque de San Juan y caminaba hacia el mercado de San Benito (cuatro cuadras). Ahorita son más de 10 cuadras. “¿Y las personas más grandes cómo le hacen? Yo tardé media hora o más en caminar”.

Una hora antes, el adulto mayor Manuel Jesús Pech estaba desorientado sobre la calle 52 con 49 donde paran los camiones de Villas La Hacienda y Santa Gertrudis Copó, buscando la ruta de Francisco de Montejo.

Veinte vueltas

“Esto está muy mal porque tienen todo virado en todos lados. Ya di como 20 vueltas, me mandan allá y luego a otro lado. Ahorita (me dijeron) que (el camión) para en la 60. Solo estoy dando vueltas. Lo bueno que tengo un poco de condición porque si no, me caigo como (le pasó) hace rato un señor que se cansó y al llegar se cayó”.

“Estoy yendo a una junta que tengo en Francisco de Montejo, pero con tantas vueltas que estoy dando a ver si llego”.

Don Manuel también tomó sus precauciones, saliendo temprano porque, dijo, tenía conocimiento del cambio de paraderos. “Pero pensé que solo serían unas dos o tres cuadras, pero los movieron unas 10”.

Más lejos

Nemesio y Manuel no fueron los únicos. La gran mayoría de las personas que trasbordan camiones para acudir a su sitio de trabajo tuvo que caminar de más entre uno y otro paradero.

“Prefiero que no haya nadie dentro del Centro, pero sí están un poquito lejos los paraderos”, señaló Juan Ramón Montero, quien de su casa al Centro el transporte lo dejó en Monjas, y para tomar el camión que lo lleva al centro comercial La Isla tuvo que caminar a la calle 52 con 51.

“Prácticamente caminé como 15 cuadras. Antes caminaba solo seis o siete, igual lejos, pero está lejos donde trabajo”, comentó.

Te podría interesar: Pasajeros ya no podrán viajar de pie en el transporte público

Abordado en la misma calle, Luis Jesús también lamentó las largas distancias que debe caminar para tomar el camión de Villas La Hacienda. “Vivo sobre la calle 50 y el camión que me trae al Centro me baja por la escuela (52 con 71) y de allí tengo que caminar hasta acá”.

Samuel Rodríguez, vecino de Pacabtún, tampoco está conforme con la medida. “No sé si la gente está de acuerdo o no, pero sí se nos hace demasiado lejos para tomar un camión para ir a trabajar. Por ejemplo, yo traigo este de Pacabtún (calle 63 entre 48 y 46) y voy a caminar tantas cuadras hasta San Juan”.

“Allá agarro 67 Mulsay Ruta 1 para llegar al Periférico, donde trabajo”, refirió. “No sé qué opiniones tenga otra gente, pero para mí, es un problema”, apuntó.

Opinan choferes

Los operadores de combis del FUTV de la ruta Kanasín también están molestos porque el paradero quedó en la calle 63 entre 44 y 46.

“La sección Naranjos, no sé si porque es de Saidén, tiene muchos privilegios y no es justo porque el gobernador había dicho en una asamblea que sería equitativamente”, expresó Alfredo Tzuc Borges.

Luego añadió que en la asamblea se acordó que las rutas estarían una atrás de otra. “Entonces no puede ser posible que porque son camiones de Saidén los deje a una cuadra del Centro y los que son del FUTV nos manda a siete esquinas”.

Las rutas 1 y 2 de Kanasín Naranjos, a las que Alfredo Tzuc se refiere, paran en la calle 71 con 48 y 67 con 50, respectivamente.

“No es justo lo que hace el gobierno, perjudicando más a la ciudadanía. Es injusto lo que él hace. Hay muchas personas con su carga de la tercera edad. Y no es válido porque había dicho y prometido que iba a ser equitativo. Entonces ¿qué está pasando? ¿Vamos a dejar a Saidén en el Centro y a los demás los mando a la retirada? No es justo”, reiteró.

Asimismo, subrayó que la lejanía les afecta porque muchos ya no llegan hasta allá para abordar. “Ya di seis vueltas y vacío me voy. Traigo 64 pesos que son ocho pasajes (de Kanasín al Centro), esos $64 son mi combustible que llevo para liquidar o mi familia. Ahorita voy a parar porque después me exigirán una cantidad para dar y no tengo”.

A eso tiene que sumarle la molestia de la gente que vive justo donde quedaron los paraderos. En su caso, la combi quedó frente a la casa de Leticia Alvarado, quien pide que se estacionen un poco más atrás, donde hay casas abandonadas.

“Mi hermana va por el coche (a dos esquinas de su casa) para llevarme al doctor porque soy de la tercera edad. Antes no había problema, pero ahora no nos podemos estacionar. Un policía vino hace tres días y dijo que quitemos nuestras cosas”.

La señora Alvarado señaló que no tendría problema si por lo menos le dejaran descubierta la mitad de la reja, “pero todo tapan cuando allá (a unos metros de su propiedad) están esas casas abandonadas y no las ocupan como lugares”.

“Con todo respeto le digo al señor gobernador, o a quien hizo esto, que no sabe que somos personas de edad y nos está perjudicando. A él y a su familia no le gustaría que se lo hagan”.

Y es que, continuó la señora Alvarado, desde temprano comenzó a oírse el ruido de motores en la puerta de su casa.

“Te tienes que levantar igual que ellos. Acá (en el cuarto del frente) duerme mi hermana y a ella le gusta hacer sus oraciones, pero ya no puede porque se oye todo el ruido. Eso no pensó él (el gobernador). Las autoridades deben vivir esto estos primeros días, el sentir de la gente, porque nunca nos consultaron a los vecinos”.

Síguenos en Facebook

Noticias vía Whatsapp