Connect with us

Internacional

Tras diagnóstico poco favorable, Yucateco con Covid-19 sobrevivió

Publicado

En

Tras diagnóstico poco favorable, Yucateco con Covid-19 sobrevivió

Desde finales de marzo hasta principios de junio, el yucateco con Covid-19n de 51 años de edad, estuvo conectado a una maquina de respiración.

MÉRIDA.- El yucateco Mario Castillo Tamayo fue el primer paciente con Covid-19 que ingresó a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Humber River de Toronto, Canadá. Permaneció allí con una máquina de respiración desde finales de marzo hasta principios de junio, aproximadamente nueve semanas.

Los médicos del hospital pensaron que el hombre de 51 años iba a morir porque sus niveles de oxígeno eran muy bajos. “Uno de sus médicos me llamó y dijo que mi esposo estaba empeorando: no sabemos si lo logrará’“, recordó su esposa, Maricar Pagulayan, de 40 años, entrevistada por The Star, medio de Toronto.

El médico agregó que si su esposo sobrevivía, estaría con un respirador por el resto de su vida. Sin embargo, Castillo Tamayo salió adelante, milagrosamente, dicen los médicos, y ahora se recupera, habla, come y camina con la ayuda de un andador. Está libre de Covid después de dar negativo varias veces.

Agradecido con Dios

Él recuerda haberse despertado a principios de junio después de meses sedado. Solo unas semanas después de su a recuperación, se siente bien y agradece a Dios por su “segunda oportunidad”.

La semana pasada salió del hospital de cuidados intensivos. Fue trasladado para para su convalecencia al St. John’s Rehab en el Sunnybrook Health Sciences Center. Ahí permanecerá entre tres y cinco semanas. Está débil y perdió algo de movimiento en sus pies. 

Él y su esposa viven en una casa de cuatro dormitorios con sótano, con otras seis personas: la hija de Maricar, su cuñada, el esposo de esta y los tres hijos de la pareja. Nadie sabe exactamente cómo se contagió. Sin embargo, su esposa y su cuñada también resultaron enfermas; pero sus síntomas fueron leves.

“Ninguno de nosotros esperaba que sobreviviera. Fue uno de nuestros mayores éxitos, y estoy feliz por él y su familia ”, dijo el Dr. Jamie Spiegelman, especialista en medicina interna y cuidados intensivos en Humber River, quien trató a Castillo Tamayo.

Nacido en Mérida, Castillo Tamayo trabaja en la empresa de reciclaje GFL en Arrow Road en North York, donde conoció a su esposa con quien se casó el año pasado.

Te podría interesar: Con casos rezagados, hoy 276 nuevos contagios de Covid-19 en Yucatán

Castillo Tamayo comenzó con fiebre en el trabajo el 18 de marzo. Ya para el 26 de ese mes, con diagnóstico de coronavirus, fue hospitalizado en cuidados intensivos.

 Desde esa fecha hasta abril, Castillo estuvo muy enfermo, intubado y completamente sedado. Algunos días fue puesto boca abajo durante 16 horas seguidas, para intentar que tuviera más oxígeno. A finales de mayo le fue retirado por completo el ventilador.

 Finalmente su esposa recibió una llamada: “Sé que Castillo sobrevivirá”, dijo el médico. “Yo estaba tan feliz. Afortunadamente, Dios me escuchó ”, dijo Pagulayan. 

Castillo Tamayo dejó cuidados intensivos el 7 de junio y mejoró rápidamente. Su traqueotomía fue liberada el 16 de junio, su sonda de alimentación 10 días después. Poco a poco comenzó a hablar y comer.

Con familia en México

Recuerda, aproximadamente una semana después de abrir los ojos, alguien, un especialista, que le dijo que dijera la letra A y luego la letra R.

“Él dijo ‘dilo más fuerte. Hablar. Di tu nombre. ‘Dije “Mario”. Él dijo: ‘Llama a tu familia. Los extrañaste ”, recuerda Castillo Tamayo. Llamó a su esposa por video chat, y luego ella le transmitió las buenas noticias a su familia en México: sus tres hermanos, dos hermanas y dos hijas de una relación anterior.

En términos de complicaciones duraderas, Spiegelman dijo que Castillo Tamayo sufrió una enfermedad pulmonar significativa debido al coronavirus, pero su última radiografía de tórax mostró que el daño casi había desaparecido.

Mientras tanto, Manuel espera con ansias el día en que pueda caminar de nuevo con su esposa y su nuera, ver películas en casa y hacer una barbacoa.

También está pensando cuándo puede volver al trabajo: “Tengo cuentas que pagar”. – Con información de Donovan Vincent, para The Star